Ja té uns anys i avui endreçant l’he trobat. No se que vol dir, ni se si ho penso.

Estoy sentado en un café. El bus turístico lleva el eslogan City sight seeing. La frase como excusa para inspeccionar nuestras relaciones. A vista de pájaro vernos solos, muy solos. En la intimidad del gentío oír confesiones que son como mentiras. En Dublín no se aprende inglés. En Dublín se aprende a indefinir edades.

Al caer la noche conocerás legiones de personas que después de las primeras cervezas se confunden con su edad. Creerse (creernos) eternamente adolescentes. En Dublín esta permitido creer durante la noche que el corazón bombea las emociones a ritmo superior. Sin fijarte, veras las palpitaciones de jóvenes que ya no son tan jóvenes y que pueden resultar patéticos con sus bailes, sus risas y sus emociones, como cuando un pez esta fuera del agua y se debate inútilmente entre la muerte y la muerte.

Dublín me aleja, me alejo. Mis deseos no son nuestros deseos, quizás no lo fueron nunca. En Dublín se quedan amigos con fragmentos de vidas pasadas que no van a volver y que tampoco deseamos.

Me alejo, queda el ruido de la ciudad cada vez mas lejos. Vuelve el bus turístico y su City sight seeing y me aterrorizo. Nuestra comunicación se ha vuelto pobre, quizás nunca fue mejor. Dublín al fondo y me voy nostálgico, pero al fin seguro de que las cosas que creía del pasado tampoco fueron nunca.


Redifusió dels comentaris Comentaris | Retroenllaços |
Afegeix a Delicious Etiquetes:

Temps


Comentaris ( 1 Comentari )

Ocean Spray

Anonymous ens ha deixat aquestes paraules el 15 de jul. del 05 a les 21:12

Afegeix un comentari